Blackjack online

El blackjack, uno de los juegos de cartas más populares del mundo, es un básico de los casinos tanto online como en vivo, que pone a prueba el conocimiento, el interés y la osadía de los jugadores cuando se enfrentan al dealer. 

El blackjack online es un juego de cartas fácil de aprender que ha cautivado a millones de jugadores durante siglos. Es muy difícil que encuentres un casino sin algunas mesas de blackjack en juego, rodeadas de jugadores deseosos de ligar, dividir y doblar para conseguir premios. 

La esencia del blackjack es intentar conseguir una mano con una puntuación más alta que la del dealer, siendo la mejor mano posible una de 21. En el blackjack, mientras que los dieces, las jotas, las damas y los reyes tienen un valor de 10 cada uno, los ases valen ya sea uno u once. Un as y una figura o 10 hacen "blackjack", que es algo que todo jugador asiduo quiere ver frente a él en el fieltro. 

Te ofrecemos varias formas de blackjack online con niveles de apuestas adecuados para todos los bolsillos; con apuestas que van desde centavos hasta mucho dinero, hay un asiento esperando por ti. Echa un vistazo a la lista completa de variantes en la parte izquierda de tu pantalla.

Sigue leyendo para obtener una guía completa sobre las reglas fundamentales del blackjack, las diferentes variantes y probabilidades del juego, además de las mejores estrategias para vencer al dealer.

Cómo jugar al blackjack online

Sin importar si presionas botones online o juegas sobre el fieltro en un casino de ladrillo, el objetivo del blackjack es simple: conseguir una mano con mayor puntuación que la del dealer, sin superar los 21, para ganar. 

El juego comienza con los jugadores realizando sus apuestas, después de lo cual el dealer reparte a cada jugador dos cartas (conocidas como cartas de mano) y se reparte una carta a sí mismo. 

Después los jugadores eligen recibir cartas extra o quedarse con la mano actual. El dealer entonces completa su propia mano, generalmente plantándose con una puntuación de 17 o superior, y la mano más alta gana. La mejor puntuación posible es 21.

Variaciones de las reglas del blackjack

El blackjack es un clásico del casino y los elementos fundamentales del juego siguen siendo los mismos, sin importar en dónde juegues. Sin embargo, existen muchas variantes del blackjack disponibles en los casinos de todo el mundo y lo mismo es aplicable al mundo de los casinos online.

Cada variante de blackjack puede diferir en pequeñas cosas, que pueden afectar tu estrategia y ofrecer más opciones durante una mano. A continuación se detallan las variaciones más comunes de las reglas en los diferentes juegos de blackjack.

17 duro contra 17 blando

Una de las principales diferencias en las variantes del blackjack es si el dealer se planta o no con 17 blando. 

Un 17 blando es una mano con un total de siete o 17 puntos que contiene un as. Debido a que el as tiene un valor de un punto u 11 puntos, un 17 blando también puede valorarse como siete puntos, y como tal es imposible ir a la bancarrota al agregar otra carta. Un 17 duro es uno que no incluye un as, por lo que el valor es simplemente 17.

En algunas variantes del blackjack, un dealer debe plantarse en todas las manos con un valor de 17: en otras, los dealers solo se plantan con un 17 duro y reciben más cartas con un 17 blando.

Dividir y doblar

Además de recibir cartas o plantarte, hay un par de caminos diferentes que puedes tomar en una mano. Una acción es dividir, que es una opción disponible si tus cartas de mano son del mismo valor (K-Q, 6-6, etc.).

Esta opción está disponible en todos los juegos de blackjack, pero en algunas variantes puedes dividir una mano más de una vez. En otras variantes, puedes o no doblar en las manos que has dividido.

Algunas variantes de blackjack te permiten doblar en cualquier par de cartas de mano que tengas, mientras que otras solo te permiten doblar con un total inicial determinado.

Seguro y cobrar 1 a 1

Nunca se es demasiado cuidadoso. Si la primera carta del dealer es un as, algunas variantes de blackjack te dan la opción de asegurarte en caso de que el dealer consiga blackjack. Esto se realiza en forma de una apuesta que consiste en la mitad de tu apuesta original, que paga 2 a 1 si el dealer tiene blackjack.

Si recibiste blackjack, pero el dealer muestra un as, puedes recibir una ganancia automática de 1 a 1 y terminar la mano ahí mismo. Si sigues jugando y el dealer consigue blackjack, es un empate.

Rendirse

A veces es momento de dejarlo. Si no te gusta tu mano y la del dealer parece ser fuerte, entonces algunas variantes de blackjack te permiten abandonar tu mano y recibir la mitad de la apuesta. Esto normalmente no está permitido si la primera carta del dealer es un as.

Historia del blackjack

El blackjack ha cautivado a jugadores en casinos y salas de cartas de todo el mundo durante siglos, y su popularidad no muestra signos de desvanecerse.

Existe un consenso general de que se remonta al siglo XVIII, nacido como un juego de cartas llamado Vingt-et-Un (Veintiuno) en las salas de apuestas y casinos franceses. En ese entonces, en Francia estaban de moda muchos juegos de cartas diferentes, y se cree que el blackjack evolucionó a partir de esta moda.

El juego realmente se arraigó en los corazones y mentes del público del juego cuando Nevada se convirtió en el primer estado de los Estados Unidos en legalizar las apuestas. Todavía llamado "21" en ese momento, se convirtió realmente en blackjack cuando los casinos estadounidenses comenzaron a ofrecer un pago extra a la mano ganadora que tuviera una jota negra y el as de picas.

Desde entonces, el blackjack se ha convertido en uno de los juegos de cartas más famosos y reconocidos del mundo. Se puede jugar en casi cualquier casino que visites y, por supuesto, online en mesas.