Reglas del blackjack

El blackjack es uno de los juegos de cartas de casino más emocionantes y accesibles. Aunque sus comienzos no están muy claros (se habla de orígenes franceses, españoles e, incluso, romanos), su popularidad como juego de casino no da lugar a dudas.

Al convertirse en un juego permanente en los casinos físicos en el siglo XX, el blackjack ha conquistado la imaginación de todos aquellos que lo han jugado, incluso hipnotizando a muchos de los que han intentado dominarlo.

Ofrecemos una amplia variedad de juegos de blackjack, tanto en mesas para un jugador como multijugador.

En general, las reglas del blackjack son directas y pueden entenderse en minutos. No obstante, las reglas de cada juego de blackjack difieren ligeramente entre sí, tal y como se explica en la página de cada variante. A continuación se indican las reglas generales, aplicables a todos los juegos de blackjack.

Cada ronda de blackjack comienza con los jugadores sentados a la mesa colocando una apuesta en las posiciones de apuesta (o "casillas") que ocupan. En la mesa se indican claramente las apuestas mínima y máxima, y podrás seleccionar el tamaño de tu apuesta haciendo clic en la ficha del valor que desees apostar. Tras colocar tu(s) apuesta(s), el dealer reparte dos cartas descubiertas delante de cada casilla, y una boca arriba (estilo europeo) o una boca arriba y otra boca abajo (estilo Atlantic City) enfrente de su propia posición, dependiendo de la variante que se esté jugando en ese momento.

La mejor mano es, por supuesto, un "blackjack", compuesto por un as y cualquier diez (es decir, jotas, damas y reyes incluidos), en la mano inicial (sus dos primeras cartas). Como mano es invencible y solo puede empatarse si el dealer también tiene blackjack. Es digno de mención que el blackjack otorga mejores premios que cualquier otra mano, y que podrás recibir un pago de hasta tres a dos (3 a 2) por tu apuesta, dependiendo de la variante de juego que estés jugando.

Valores de las cartas y pagos en el blackjack

Una mano ganadora en blackjack suele otorgar premios en una proporción 1 a 1 (1:1, también conocida como "cobrar 1 a 1"). Por lo tanto, si apuestas 10 fichas, por norma general, recibirás 10 fichas, además de tu apuesta original. Si te reparten blackjack (y al dealer no), y estás jugando a una variante que paga tres a dos (3:2), recibirías 15 fichas, además de tu apuesta original.

Si tu mano iguala a la del dealer (situación conocida como "empate"), solo recibirás tu apuesta original y nada más. Si pierdes tu mano, deberás renunciar a tu apuesta, que irá a parar a la banca. A continuación se explica cualquier excepción a estas reglas generales. También podrás consultarlo en la página de reglas de cada variante del juego.

Los pagos suelen realizarse una vez que el dealer haya completado la mano. Las reglas por las que se rige el dealer son bastante estrictas, y varían ligeramente en función de la variante del juego, por lo que es importante leer las reglas de cada variante para comprobar cualquier diferencia en concreto.

Una de estas diferencias consiste en si el dealer tiene que tomar cartas ante un 17 blando, o no. Por lo general, el dealer toma cartas hasta que su mano llegue a 17 o a un número superior, pero en algunas variantes, el dealer debe plantarse con un 17 blando, mientras que en otras variantes, el dealer debe pedir carta. En todos los juegos de blackjack, el dealer deberá conseguir ya sea una mano dura o blanda con un total de 16 o inferior.

Dividir, doblar y rendirse

Durante cada juego, deberás decidirte por varias opciones complementarias, en función de las dos cartas que se te repartan.

Una de dichas opciones es dividir, que consiste, básicamente, en convertir una mano en dos, y esto puede ocurrir de la siguiente manera:

  • Si tienes dos cartas iniciales de igual valor (rey-reina, ocho-ocho, etc.), se puede colocar una apuesta adicional por el mismo valor de la inicial, para crear una segunda mano.
  • Ambas manos se jugarán de manera independiente y ganarán, perderán o empatarán con la banca por su propio mérito.
  • En algunas variantes de blackjack, podrás dividir cartas de igual valor más de una vez

Además, la opción de doblar se da en ciertas circunstancias, y te ofrece la posibilidad de doblar tu apuesta inicial. Para ello también existen ciertas reglas:

  • Una vez repartidas las dos primeras cartas, puedes realizar una apuesta adicional igual a la apuesta original y después recibir solo una carta extra para mejorar tu mano.
  • Algunas variantes de blackjack te permiten doblar sin importar cuáles sean tus dos primeras cartas, mientras que otras solo te permiten doblar con un total inicial determinado.

En los juegos en donde está permitido, es posible doblar después de dividir, pero hay que tener en cuenta otros elementos:

  • Después de dividir una mano en dos (o más) manos, a veces tienes la opción de doblar, agregando otra apuesta a la mesa.
  • Doblar después de dividir se rige por las mismas reglas que cuando se dobla normalmente.

También hay restricciones al dividir con ases. Cuando se divide con dos ases, casi todas las variantes de blackjack exigen que solo se reparta una carta más para cada una de las nuevas manos. Esto significa que no está permitido pedir carta, dividir ni doblar.

Existe otro aspecto del blackjack del que puedes beneficiarte, conocido como Rendirse. En el caso de que esta opción esté disponible para la variante seleccionada, supone la renuncia a las dos cartas iniciales a cambio de recuperar el 50 % de la apuesta original. Sin embargo, existen restricciones para la opción "Rendirse", como, por ejemplo, que el dealer muestre un as o una carta con valor 10.

Decisiones del jugador de blackjack

Para resumir, durante una ronda de blackjack se te presentarán una serie de decisiones que debes tomar (las opciones que se te ofrecerán dependen de las cartas repartidas y de la variante de juego elegida), y todas ellas afectarán el resultado:

  • Ligar

    Puedes solicitar cartas extra (una por vez) para mejorar tus manos.

    Las cartas se pueden pedir hasta que el valor total de la mano sea 21 o superior.
  • Plantarse

    Si el valor total de tu mano es 21 o inferior y decides no arriesgarte a pedir otra carta debido al riesgo de pasarte, puedes optar por plantarte.
  • Dividir

    Cuando tus dos primeras cartas tienen el mismo valor (rey-reina, ocho-ocho, etc.), puedes realizar una apuesta extra (igual a la apuesta inicial) para crear una segunda mano con la que jugar.
  • Doblar

    Tienes la opción de realizar una apuesta extra de la misma cuantía que la apuesta inicial. Se repartirá solamente una carta más y estarás obligado a plantarte.
  • Rendirse

    En ciertas variantes del juego, puedes abandonar la mitad de una apuesta y finalizar la mano inmediatamente.
  • Seguro

    Cuando la primera carta de la banca es un as, puedes apostar la mitad de tu apuesta original y recibir un pago de 2 a 1 si la banca tiene blackjack.

    El resultado (si la banca no tiene blackjack) es que empatarán la mano.

Cobrar 1 a 1 es un tipo especial de seguro que se realiza cuando te han repartido un blackjack. Si el dealer muestra un as, existen dos posibles resultados:

  • El blackjack del dealer da lugar a un empate con tu blackjack.
  • Si el dealer no completa el blackjack, ganas (normalmente 3 a 2) con tu blackjack.

Si eliges la opción Cobrar 1 a 1, aceptas recibir una relación de pagos de 1 a 1 (1:1) antes de que el dealer termine su mano, con lo que te aseguras la victoria frente a un posible blackjack del dealer.

Protección de la interfaz de usuario

Mientras juegas, tus decisiones pueden afectar los resultados de cada mano, así que es importante que puedas tomarlas con total libertad. Desafortunadamente, existen ciertos factores que pueden afectar negativamente tu juego, desde problemas con la conexión a Internet hasta clics involuntarios, que pueden dar lugar a tomar decisiones de forma accidental.

Pese a no poder prever cada una de las incidencias que se te presenten, la protección del software de juego sobre el comportamiento de los jugadores para que no tomen decisiones accidental o inconscientemente que se consideren fuera de los límites del juego normal incluye medidas para advertirte en el caso de:

  • Pedir con un 17 duro o superior
  • Plantarte con 11 o menos
  • Doblar con un 12 duro o superior

Si tratas de realizar alguna de las anteriores decisiones, nuestro software te mostrará una advertencia, y se te pedirá que confirmes la acción indicada como correcta. Hemos implementado esta medida para garantizar que no pierdas apuestas debido a clics involuntarios.