Poker Seven Card Stud online

Mucho antes de que el Hold'em se convirtiese en la modalidad por excelencia, el Seven Card Stud (también denominado Stud Hi) era la variante típica para una noche de poker. Mezcla a partes iguales habilidad, memoria y estrategia con nada en absoluto de aburrimiento.

Cada jugador comienza con dos cartas de mano y una carta descubierta; a continuación hay tres rondas más de cartas descubiertas y, finalmente, una carta de mano, a la que sigue la última ronda de apuestas. Cada jugador termina con siete cartas, cuatro descubiertas y tres tapadas. El jugador que tenga la mejor mano con cinco cartas cualesquiera gana el pozo. Al igual que en el Hold'em, los ases pueden ser cartas altas y bajas.

A continuación encontrarás una descripción exhaustiva del Seven Card Stud online.

Cada nueva mano de Seven-Card Stud comienza con cada jugador colocando un ante (apuesta inicial) en el pozo. Este ante es un pago que se hace en el pozo antes de que se repartan las cartas, con el objetivo de estimular la acción. Por ejemplo, en una partida con límite US$2/US$4, el ante es de 40 centavos. Cada jugador debe hacer una apuesta inicial en cada mano para recibir cartas.

Cuando te sientes en una mesa por primera vez, te repartirán cartas inmediatamente después de pedirte que hagas la apuesta inicial. Dado que el Stud Hi no tiene ciegas, no es necesario esperar.

En Stud Hi, la posición del repartidor no rota como en los juegos con ciegas. La posición nominal del repartidor se indica con un disco blanco, denominado el "botón de Stud". El botón de Stud está siempre al lado del último asiento, y cada nuevo reparto comienza siempre en el asiento 1. La primera carta de cada ronda posterior va siempre al primer jugador activo (uno que haya igualado todas las apuestas hasta ahora, o que esté "all in", es decir, que no le queden fichas para apostar) a la izquierda del "botón de Stud". Si gira la mesa para cambiar su posición, el “botón de Stud” gira también. Esto aclarará cuál es la posición de reparto. Esto solo es importante en aquellos raros casos en los que dos o más jugadores tengan cartas descubiertas idénticas. Tras la primera ronda, si las manos son del mismo valor, la mano más próxima a la izquierda del botón de Stud comenzará las apuestas.

Cuando se colocan los antes, el repartidor distribuye dos cartas boca abajo a cada jugador y luego una carta descubierta, empezando por el asiento 1. Las dos cartas tapadas se denominan cartas de mano o cartas cubiertas. Puedes distinguir cuáles son tus cartas tapadas y cuál es tu carta descubierta, porque las cartas tapadas están colocadas más abajo que la carta descubierta. Podrás ver las cartas descubiertas de todos los demás jugadores y ellos podrán ver la tuya.

El Seven-Card Stud, como cualquier forma de poker, se basa en las apuestas. El Seven-Card Stud se caracteriza por tener cinco rondas de apuestas. Los valores de las apuestas dependen de la estructura de la partida.

Tercera calle

En la primera ronda (conocida como tercera calle), la apuesta comienza con el jugador que tiene la carta descubierta más baja. Esta apuesta es una apuesta obligatoria. La apuesta debe ascender a un mínimo preestablecido, en cuyo caso se denomina bring-in ("apuesta de apertura"), pero puede ser mayor. La apertura suele ser igual a la cuarta parte del límite inferior. Si dos o más jugadores tienen una carta descubierta del mismo valor, el palo de la carta decidirá quién realiza la apuesta de apertura, en el orden del bridge inverso (tréboles, diamantes, corazones, picas). Esta es una de las pocas situaciones en la que los palos tendrán alguna relevancia en el poker. Por ejemplo, si en la primera ronda aparecen tres doses en este orden, 2p, 2c, 2d, el jugador que tenga el 2d tendrá que hacer la apuesta de apertura.

Si tienes la carta más baja, debes apostar. Solo tiene dos posibilidades. Puedes:

  • Abrir con la apuesta de apertura
  • Completar la apuesta, es decir, subir la apuesta al límite inferior

Eliges la acción haciendo clic en el cuadro de diálogo. Aunque puedes completar la apuesta, verás que los jugadores suelen abrir con el mínimo. Si todo el mundo se retira, ganarás los antes y se repartirá la siguiente mano.

Sin embargo, es raro que todos se retiren ante la apuesta de apertura. Si abres con la apuesta de apertura, cada jugador después de ti tendrá tres opciones:

  • Retirarse
  • Igualar, es decir, igualar la apuesta anterior
  • Completar la apuesta, es decir, subir la apuesta al límite inferior

Si tú o cualquier otro jugador completa la apuesta, cada jugador después de él tendrá tres opciones:

  • Retirarse
  • Igualar, es decir, igualar la apuesta anterior
  • Subir, es decir, incrementar la apuesta anterior

Cada jugador tiene las mismas tres opciones en su turno. Si ha habido una subida, el jugador que elija continuar deberá igualar la apuesta total que haya hasta ese momento o subir. En cualquier ronda de apuestas, puede existir un máximo de una apuesta y tres subidas. La apuesta de apertura más el aumento hasta el límite cuentan como una apuesta en la primera ronda. Por ejemplo, en una partida con límite US$2/US$4, abres con la apuesta de apertura de 50 centavos, otro jugador completa la apuesta hasta US$2 y, a continuación, suben dos jugadores. Esto hace una apuesta total de US$6. Es el equivalente a tres apuestas, y otro jugador podría subir otra vez. Hacerlo sería el tope para las apuestas de esa ronda, es decir, hace que se llegue al máximo.

Si te retiras en una subida, tus cartas se retiran de la partida y no vuelven a aparecer en la pantalla.

Cuarta calle

Una vez se hayas igualado la ronda de apuestas, es decir, cuando todos hayan tenido la oportunidad de no ir o igualar la apuesta total, el repartidor entrega a cada jugador activo una segunda carta descubierta (cuarta calle). Los jugadores que aún estén en la mano participarán en una ronda de apuestas.

A partir de la cuarta calle, las apuestas comienzan siempre con el jugador que tiene la mano más alta. El software te avisará cuando sea tu turno de actuar. También te mostrará todas las opciones disponibles. Solo tendrás que hacer clic en la opción que prefieras.

En todas las rondas posteriores a la tercera calle, el primer jugador tiene dos opciones:

  • Pasar, es decir, no apostar
  • Realizar una apuesta con el límite adecuado para esa ronda

Si nadie apuesta, todos los jugadores tienen las mismas opciones cuando les llegue el turno. En todas las rondas, excepto la tercera calle, es posible que no haya apuestas. A una ronda sin apuestas se la denomina como que todos pasaron.

Si alguien apuesta, cada jugador después de él tendrá tres opciones:

  • Retirarse
  • Igualar, es decir, igualar la apuesta anterior
  • Subir, es decir, incrementar la apuesta anterior

Un jugador que pasa conserva sus cartas. Si alguien apuesta, cuando te llegue la acción, el jugador que ha pasado previamente tendrá las tres opciones anteriores. Pasar y subir cuando le vuelve a tocar apostar se conoce como pasar y subir. Si pasas con la intención de subir luego, obviamente correrás el riesgo de que nadie apueste.

Quinta calle

Una vez que se han igualado las apuestas de la cuarta calle, es decir, cuando todos han tenido la oportunidad de pasar o de igualar la apuesta total para esa ronda, el repartidor da una tercera carta descubierta a cada jugador (quinta calle). Los jugadores que aún estén en la mano participarán en una ronda de apuestas. Las apuestas en la quinta calle siempre se hacen al nivel más alto.

Sexta calle

Una vez igualadas las apuestas de la quinta calle, el repartidor da a cada jugador activo una cuarta carta descubierta (sexta calle). Los jugadores que aún estén en la mano participarán en una ronda de apuestas. Las apuestas en la sexta calle continúan siendo al nivel más alto.

Séptima calle

Una vez igualadas las apuestas para la sexta calle, el repartidor da a cada jugador activo una carta final, boca abajo (denominada séptima calle o river). Los jugadores que aún estén en la mano participarán en una ronda final de apuestas. Las apuestas se desarrollan del mismo modo que en las tres rondas anteriores.

Confrontación final

Una vez igualadas las apuestas de la séptima calle, se terminan las apuestas, y se muestran las cartas. Los jugadores que queden activos muestran sus cartas y la mejor mano, que consiste en las mejores cinco cartas de entre las siete cada jugador, gana. El software determina la mano ganadora y da el pozo al poseedor de dicha mano. Si hay un empate para la mejor mano, el pozo se dividirá equitativamente entre los jugadores empatados. Si no se igualan las apuestas en la séptima calle, es decir, un jugador iguala o sube y nadie ve la apuesta, no habrá confrontación final, y el software concederá el pozo al jugador que haya hecho la apuesta no igualada. En cualquier calle previa se seguirá el mismo proceso. Si esto ocurre en calles anteriores, no se repartirán más cartas, ya que la mano habrá terminado.

A veces, un jugador se queda sin fichas antes de que acaben todas las apuestas. En ese caso, se creará uno o más pozos secundarios, y el software concederá equitativamente el pozo principal y los secundarios. Cuando un jugador vaya all in, puede hacer una apuesta o una subida que no sea igualada, pero la confrontación final se hará de todos modos.

Los jugadores a menudo no mostrarán sus manos perdedoras. No obstante, tendrás derecho a ver todas las cartas activas en la confrontación final, aún en el caso de que no se mostraran. Haz clic en "Mostrar mano anterior" para que aparezca una nueva ventana que muestre los resultados de la última mano y todas las cartas activas.

Ofrecemos una gran variedad de juegos de poker disponibles online, incluyendo: